Noticias / Soller

Banyalbufar: Aldea con vistas y visiones

¿Qué se podría contar de un aldea de apenas 600 vecinos? Nada menos que se trata de un milagro de la vinicultura resurgida, un paisaje hermoso entre montañas y el mar Mediterráneo, una región apasionada por el jazz. Banyalbufar es un pequeño pueblo en la costa oeste de Mallorca. Las casas de los alrededores se sitúan en las faldas de la Tramuntana, con vistas al mar que se extienden hasta el horizonte. Impresionantes terrazas de cultivos escalonados dominan el paisaje y son el vivo testimonio de los esfuerzos del hombre desde la Edad Media para obtener terreno cultivable.

Durante siglos Banyalbufar ha sido famosa por su vino y aún hoy perduran sus viñedos, que se cultivaban en las terrazas que construyeran los Moore. La variedad “Malvasía” llegó a su pleno apogeo cuando se cultivaron 2.000 cepas y se convirtió en el vino favorito del rey de Aragón tras la reconquista de Mallorca. Sin embargo, otro amante de las uvas invadió los viñedos: la filoxera, un insecto procedente de América del Norte, que casi acabó con todas las vides a finales del siglo XIX y los habitantes de Banyalbufar se vieron en la necesidad de abrirse a otras actividades económicas.

En los años ochenta, un grupo de entusiastas y visionarios amantes del vino comenzaron a restaurar algunas cepas y a reanimar la vinicultura en Banyalbufar de nuevo. Fue todo un éxito que aún hoy perdura y desde 1995 la cooperativa “Malvasía de Banyalbufar” produce vinos de primera clase de un modo bio-dinámico: Malvasía de Banyalbufar Cornet Blanco, Malvasía de Banyalbufar Cornet Barrica Blanco, Malvasía de Banyalbufar Xop Moll Blanco, Malvasía de Banyalbufar Xop Moll Tinto, Malvasía de Banyalbufar Xop Moll Rosado.

Tras realizar una cata de estos excelentes vinos y disfrutar de una buena paella en Son Tomás, de las mejores de Mallorca, un chapuzón en el mar se convierte en una gran elección. La pequeña cala de Banyalbufar, de aguas cristalinas, cuenta con una cascada de agua fresca procedente directamente de la montaña, convirtiéndose en una refrescante ducha natural.

Al menos una vez al año, Banyalbufar se llena de gente. El festival internacional “Banyalbujazz”, que se celebra en agosto, ofrece conciertos en el centro del pueblo y en el Port des Canonge, convirtiéndose en los últimos años en un evento imprescindible para los fans del jazz. Además, Banyalbufar es destino y salida de muchas rutas de senderismo en la Sierra de Tramuntana. Para empezar, la ruta “Sa Volta des General” en Port des Canonge, muy recomendable. Vamos a preparar la cesta de picnic y con las botas puestas pasear por el hermoso paisaje del litoral y la montaña. La recompensa por el ejercicio será un delicioso vino de Banyalbufar junto a una copiosa cena.

Búsqueda de inmuebles - Mallorca e Ibiza