Noticias / Ibiza

Descubren un arrecife de esponjas de la era Jurásica

Un equipo de investigadores españoles ha descubierto en el mar Mediterráneo un arrecife de esponjas "roca" único en el mundo que se creía extinto hace millones de años. Una de estas estructuras se ha hallado a 760 metros de profundidad, rodeando la cima de una pequeña montaña submarina entre Valencia e Ibiza. Está formada por la especie Leiodermatium pfeifferae, una esponja que hasta el momento sólo se conocía en el Atlántico, desde la Macaronesia hasta el Caribe, por lo que también es la primera cita de esta especie en el Mediterráneo.

Los arrecifes de silíce, contruidos por esponjas y no por corales, fueron comunes en los mares Jurásicos y Cretácicos, y se creían extinguidos. Para sorpresa general, en 1987 se descubrió un arrecife de sílice vivo a 200 m de profundidad en la costa del Pacífico canadiense, formado por esponjas hexactinellidas ("esponjas de cristal"). Este segundo arrecife ahora descubierto, compuesto de esponjas "roca”, es una variedad arrecifal aún más rara, ya que la inmensa mayoría de las especies de esponjas “roca” se extinguieron tras el Cretácico. Se pensaba que las relativamente pocas especies que sobreviven en nuestros días, confinadas en aguas profundas tropicales y templadas, habían perdido la capacidad de formar agregaciones arrecifales.

Las agregaciones de esponjas llegan a cerca de metro y medio de altura. El descubrimiento del arrecife se ha realizado por medio de un robot submarino a bordo del buque Oceana Ranger, lo que ha permitido filmar y recoger información de las especies asociadas a este ecosistema, como otras esponjas, corales, gorgonias, cangrejos de profundidad, congrios, etc.

© Foto: Oceana.

Búsqueda de inmuebles - Mallorca e Ibiza