Noticias / Alaró

El Castillo de Alaró: vestigios de una leyenda

En el corazón de Mallorca se erigen dos de los montes más singulares del interior de la isla. El Puig de Alaró, de 822 metros de altura, y el Puig de s’Alcadena, de 816, peculiares por situarse uno frente al otro, como si mantuvieran un frenético diálogo. En la cumbre del Puig de Alaró se halla el emblemático Castillo de Alaró, una antigua fortificación musulmana desde donde se contemplan las vistas más espectaculares del Pla de Mallorca hasta la bahía de Alcudia y la Serra de Tramuntana.

Se llega a través de un camino empedrado que finaliza a las puertas de la fortificación. Según cuenta la leyenda, Guillem Cabrit y Guillem Bassa defendieron el castillo de la ocupación catalana en el siglo XIII. Tras ser capturados por el rey Alfonso fueron condenados a morir quemados en las brasas por defender su lealtad al rey Jaime II de Mallorca. Aún hoy se pueden apreciar en el Castillo de Alaró los vestigios de la leyenda y la defensa férrea de la fortificación. Un auténtico emblema de la historia mallorquina.

Búsqueda de inmuebles - Mallorca e Ibiza