Noticias / Ocio

El cosmonauta aterriza en Mallorca

El fascinante y sorprendente mundo de El Cosmonauta se exhibió el pasado viernes en los Cine Ciutat de Palma de Mallorca. Se trata de la primera película española basada en el crowdfunding, un sistema de micromecenazgo en el que han participado más de 5.000 personas para hacer realidad un filme muy interesante. Tras la proyección de la película, su director (Nicolás Alcalá), participó en un coloquio para explicar que el crowdfunding es la mejor alternativa para poder sacar adelante proyectos cinematográficos en un contexto de crisis y ante la ausencia de productores solventes. Un buen número de amantes del cine han contribuido de distintas maneras a que se pudiera rodar y distribuir El Cosmonauta en diferentes canales online y salas de cine.

Tras su estreno en Madrid el pasado 14 de mayo, El Cosmonauta se lanzó online a través de diferentes plataformas, entre ellas su página web (http://es.cosmonautexperience.com/), en la que los usuarios pueden verla gratuitamente o tienen la opción de realizar la contribución que consideren oportuna.

El visionado de El Cosmonauta me ha producido una serie de emociones contradictorias. La película nos traslada a 1975 y relata la historia del primer cosmonauta ruso en la Luna que no consigue regresar y se le da por perdido en el espacio. A través de una serie de mensajes de radio asegura haber regresado a la tierra y haberla encontrado vacía, mientras sus seres queridos se debaten entre la desesperación y el miedo. En algunas escenas quedaba prendada por la fotografía y la banda sonora (siempre mágica, con la participación del mallorquín Joan Valent ), o la intensidad de la relación entre los personajes, pero de repente se sucedía una escena aparentemente trivial y era como si me arrebataran el caramelo de la boca.

Se respira la esencia de Malick durante buena parte de la película, pero salvando las distancias. Por ejemplo, El árbol de la vida (The Tree of Life) trasladaba al espectador a un estado de constante embriaguez, escena tras escena, cada palabra, cada interpretación, la banda sonora, la estructura narrativa, las imágenes de la naturaleza, de una épica magistral. Con El Cosmonauta es difícil alcanzar a ese estado, aunque la intensidad de los sentimientos de los personajes se muestra con una delicadeza pasmosa. La conquista del espacio y el viaje del cosmonauta a la luna es un eficaz telón de fondo para plasmar las complejidades del triángulo amoroso de los protagonistas.

Búsqueda de inmuebles - Mallorca e Ibiza