Noticias / Arquitectura & Diseño

Modernismo mallorquín en el corazón de Santa Catalina

En el corazón del barrio de Santa Catalina de Palma se encuentra uno de los emblemas de la arquitectura modernista mallorquina: Can Pujol, un edificio restaurado de principios de siglo XX que conserva todos los detalles originales. Situado en la calle del Pou, se construyó en 1904, en el mismo año que el emblemático Hostal Cuba situado a pocos metros de este edificio modernista.

Can Pujol es obra de Gaspar Reynés y Jaume Alenyar, dos de los nombres imprescindibles de la arquitectura modernista mallorquina, que incluyeron en este edificio distintos elementos inspirados en el Art Nouveau del momento: interesantes ornamentos florales y vegetales en piedra en los dinteles de las ventanas, bajo los balcones, en el coronamiento del edificio y en las barandillas de hierro forjado.

Los ornamentos florales y la fachada de piedra arenisca, perfectamente conservados, reflejan, junto a los marcos redondeados de las ventanas, la influencia del modernismo catalán en el que se inspiraron sus creadores. Se trata de un lugar ideal para dividirlo en tres apartamentos independientes y montar una galería de arte en su planta baja.

Y es que el barrio de Santa Catalina, situado a escasos minutos del Casco Antiguo de Palma, se ha convertido en el centro neurálgico de la ciudad, con innumerables restaurantes, cafés, boutiques y galerías de arte que lo convierten en el lugar ideal para disfrutar de la gastronomía y el arte local e internacional.

Búsqueda de inmuebles - Mallorca e Ibiza